in

De titular en una final de Champions a entrenar con Osasuna en menos de un año

De titular en una final de Champions a entrenar con Osasuna en menos de un año

Una inoportuna tarjeta a Amedeo Carboni en la semifinales de la Champions de la temporada 2000-01, permitió a Gerardo García Leon cumplir el sueño de todo futbolista: jugar una final de la Liga de Campeones. El jugador sevillano formó parte del once titular del Valencia que cayó derrotado contra el Real Madrid en el Stade France y que supuso el octavo título del conjunto blanco en esta competición.

Sin embargo y a pesar de estar presente en una de las citas más importantes del mundo del fútbol, el protagonismo de Gerardo en el conjunto che durante la siguiente campaña fue prácticamente nulo. Este hecho provocó que el club de Mestalla le buscase una cesión en 2001 a mitad de temporada ante la falta de minutos. El destino del lateral andaluz fue el Club Atlético Osasuna que disfrutaba de su primera temporada en la élite tras el ascenso con Miguel Ángel Lotina.

Fue titular indiscutible en las 10 últimas jornadas de Liga y anotó dos goles vitales en un partido contra Las Palmas que permitió a los rojillos seguir soñando con la salvación. En varias entrevistas ha reconocido su cariño hacia el equipo navarro, en el que había militado antes como juvenil junto a Patxi Puñal, López Vallejo o Txomin Nagore. En Osasuna también militaron sus hermanos Eduardo y Moisés.

En mayo de 2013 colgó las botas tras militar en 12 equipos y jugar 9 temporadas en primera y sorprendió a todos este verano al volver a los terrenos de juego con el Anguiano riojano con… ¡41 años!

Written by Osasuna1920

3 Comments

¿Qué fue de Ariel Núñez?

Puntos necesarios para la permanencia en Segunda