in

Osasuna, pendiente de la nieve

Osasuna, pendiente de la nieve
Osasuna, pendiente de la nieve

Osasuna espera con incógnita la llegada de este viernes a Pamplona, para el que se prevé nieve a partir de los 300 metros en las últimas horas de la tarde.

Justamente, cuando los rojillos deberán enfrentarse al Nàstic en El Sadar (21 horas). A esa hora del día, las temperaturas máximas previstas serán de -2 grados y las mínimas, de -8. Nieve o no, lo que sí parece seguro es que el público del estadio rojillo pasará una noche heladora.

En los últimos años,  Osasuna ya ha sido ‘víctima’ de las inclemencias meteorológicas. En 2015, con la suspensión del partido contra el Zaragoza y, solo unos meses más tarde, con la suspensión del encuentro en Vitoria contra el Alavés.

En caso de suspensión del encuentro, que solamente tendría lugar en caso de una abundante nevada, Osasuna lo tendría fácil para posponer el partido, ya que dispondría de dos días durante el fin de semana para jugar el choque.

Written by Osasuna 1920

La dramática estadística de penaltis a favor que da la razón a Roberto Torres

Diego Martínez: «Cuando mejor nos ha ido es cuando hemos sido fuertes en defensa»