in

El Xota, el espejo perfecto en el que debería mirarse Osasuna

El Xota, el espejo perfecto en el que debería mirarse Osasuna
Xota Osasuna

El Club Deportivo Xota disputará este sábado la final de la Copa del Rey contra ElPozo Murcia, rubricando así, un año más, su sensacional gestión deportiva, económica y humana. El club presidido por Tatono Arregui confirma otro curso más lo que todo el mundo sabe ya en Navarra: el Xota es un equipo sensacionalmente gestionado, que ha sabido superar los peores momentos de la crisis con imaginación, esfuerzo, humildad y, sobre todo, mucha unidad.

A la luz del éxito que, gane o pierda este sábado, ya ha cosechado el Xota, es necesario recordar aquellos hitos que han convertido al club de Irurtzun en un espejo en el que todos los clubes de Navarra deberían mirarse.

Gestionado con poquísimos recursos, el Xota ha sabido sobrevivir en una época en la que otros clubes forales han desaparecido por culpa de una mala gestión o que salido adelante gracias a ayudas institucionales injustamente adjudicadas.

La familia del Xota. Si algo destacan todos los que han podido pertenecer o estar cerca de este club es la sensación de pertenecer a una familia. Un actitud que empieza desde el presidente y que pasa por el entrenador, el capitán y todos los miembros del equipo técnico. Siempre con una sonrisa, y dispuestos a ayudar, el Xota es un club de brazos abiertos. Sobre todo con sus jugadores, a los que cuida como si fueran sus hijos. Eso le ha llevado a conseguir que jugadores de éxito que en su día salieron, como Rafa Usín o Araça, regresaran a Pamplona cuando podrían haber conseguido mejores contratos en cualquier otro club del mundo.

La cantera de Irurtzun. Ningún otro club en Navarra trabaja tanto y tan bien con la cantera. Sin olvidar sus raíces, desde Irurtzun -un municipio con poco más de 2.000 habitantes- han salido en los últimos años verdaderas perlas del fútbol sala nacional, como Roberto Martil, Asier Llamas a Dani Saldise. Jugadores que le deben mucho a Imanol Arregui, el valiente entrenador que en su día no dudó en repescar a Roberto Martil cuando jugaba cedido en Estella; o el que apostó por Asier Llamas en la portería cuando todavía era un niño al que le daba vergüenza hablar en público; o el que vio en Dani Saldise a la gran promesa con potencial suficiente para debutar con la selección española. El trabajo de cantera que se hace en el Xota, con su apuesta decidida por este modelo como vía de salvación, debería ser mirado con admiración por todos los clubes de España.

Los valores. Todo equipo necesita definirse bajo unos valores. Los del Xota son el esfuerzo y la humildad. También la certeza de pertenecer a un club ‘diferente’. Tan diferente que Imanol Arregui acumula ya nueve temporadas al frente del equipo. Algo inaudito en cualquier otro lugar, por lo que su compromiso es máximo. Él ha creado este grupo y él es el responsable de esta locura. Se trata sin duda de uno de los entrenadores nacionales con más talento, que en el pasado recibió ofertas de otros clubes pero que nunca ha querido dejar tirado al Xota. Tampoco Javi Eseverri, el incombustible capitán de 39 años que sigue liderando al equipo tras una carrera plagada de internacionalidades y títulos que lo colocan como el mejor jugador navarro de fútbol sala de la historia.

La imaginación. Cuando el Xota peor lo estaba pasando, y agobiado por una crisis que había mermado las arcas del club hasta dejarlas prácticamente secas, el club presidido por Imanol Arregui supo crear una red de pequeños patrocinadores a los que cuidó e hizo sentir de la familia. Primero con Triman y más tarde con Magna, el patrocinio principal ha estado siempre acompañado por un tejido de pequeños patrocinadores que han compartido la locura de este pequeño club. La jugada le ha permitido al Xota sobrevivir, y solo sobrevivir, ya que a pesar de su excelente gestión sigue haciendo malabares cada temporada para continuar su proyecto deportivo.

La caza de talentos. Si la cantera es uno de los pilares fundamentales del Xota, la captación de talentos emergentes es igual de importante para el equipo navarro. Cada verano, y tras muchos vídeos de ‘scouting’, Imanol Arregui realiza unas sesiones de captación de prometedores futbolistas en los que adivina un futuro interesante. Los mejores se quedan en el Xota y disfrutan de una oportunidad única par abrillar. Así llegaron a Navarra jovencísimos talentos como Rafa Usín, Jesulito o Víctor Arévalo. Niños que se hicieron hombres en Pamplona.

La afición. El Xota cuenta cada fin de semana con la segunda mejor asistencia de espectadores en Navarra, solo superados por Osasuna. Los partidos en Anaitasuna se han convertido en el plan perfecto para los viernes por la tarde, gracias al ambiente familiar que se crea en el pabellón, ideal para niños. A su vez, y gracias a unos precios muy asequibles con descuentos para personas en paro, ver fútbol sala de máxima categoría se ha convertido en un capricho asumible para todos los bolsillos. De forma valiente, y acertada, el Xota supo entender las necesidades de la afición y antepuso el ambiente de un pabellón lleno a entradas más caras y asientos vacíos.

 

En definitiva, el ejemplo del Xota debe hacernos recapacitar este fin de semana, alumbrando así a clubes como Osasuna que siguen persiguiendo un modelo de club viable y de éxito, de cantera, familiar y humano. Y en eso el Xota es un buen espejo en el que mirarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cuatro recomendaciones de la Comisión de Control a la directiva de Osasuna

Alfonso Ramírez: "Cada candidato a director deportivo ha elaborado una lista con entrenadores y jugadores"

Alfonso Ramírez: «Cada candidato a director deportivo ha elaborado una lista con entrenadores y jugadores»