in

Osasuna explica los motivos de la ruptura de relaciones con el Athletic

Osasuna explica los motivos de la ruptura de relaciones con el Athletic

El vicepresidente y portavoz de la actual junta directiva de Osasuna, Alfonso Ramírez, compareció este sábado en rueda de prensa para explicar los motivos de la ruptura de relaciones con el Athletic Club, después de la polémica desatada por el pago de la cláusula del jugador.

Ruptura de relaciones con el Athletic. «Vamos a intentar explicar a nuestros socios el porqué de esta situación. Que un equipo de fútbol fiche a otro jugador, es el día a día del fútbol, esto no es un problema, es una ley que se produce en el deporte todos los días. Que el más grande siempre aproveche su fuerza para poderse aprovechar del que es más pequeño es una cadena porque el más pequeño también lo hace. El fichaje nos puede doler o dejar de doler pero el problema es cómo se hace y por qué se hace. Aquí se encuentra todo el clima de esta situación. La posición de fuerza que ha tenido Osasuna con Álex Berenguer ha sido el motivo del distanciamiento entre ambas entidades. La falta de respeto no solo son las formas, porque cuando ofreces una cosa a alguien y sabes que nunca la va a poder cumplir es un abuso de posición dominante.  Ofrecerle a un chico de 17 años un salario que ni siquiera los jugadores del primer equipo de Osasuna lo tienen es una posición muy complicada para este club y que lo deja vendido prácticamente. Actualmente, cuando la cláusula que puede tener un jugador de Osasuna parece alta, el Athletic nos llama para negociar, pero cuando es lo suficientemente baja, la paga y hasta luego. Cuando se dice que Osasuna va a romper una relación, nos cuesta entender qué es una relación porque una relación es cuando las personas hablamos y llegamos a acuerdos. Los acuerdos no son cuando yo creo y cuando no creo pago la cláusula y me llevo al jugador. Por eso, Osasuna no se siente respetado. Cuando Jon Berasategui llamó a Luis Sabalza y a Fran Canal, para decir que iban a ejecutar la cláusula, nos llevamos una gran sorpresa porque no teníamos interés en vender a Jesús Areso. Había un acuerdo verbal con el representante del jugador y con su familia. Osasuna no se siente respetado por el Athletic porque en una relación todos debemos de sumar, no es una relación en una única dirección».

Negociaciones canceladas. «Mientras esta junta directiva permanezca, Osasuna no negociará por ningún jugador con el Athletic. A partir de ahora, el club vizcaíno deberá depositar, como lo ha hecho, la cláusula correspondiente en LaLiga y, a partir de ahí, será jugador del Athletic. Además, esta junta directiva ha decidido, por unanimidad, que cualquier jugador que sea traspasado de Osasuna a otro equipo, llevará una cláusula en la cual Osasuna recibirá una compensación económica si este jugador volviese al Athletic Club por la razón que fuera. Osasuna no tiene problemas en tener relaciones con ningún club de fútbol y tampoco con el Athletic, siempre que respete las normas de convivencia e igualdad.  No ponemos más que esta premisa».

Claúsula de Jesús Areso. «Hace un año esta junta directiva se encontró con que había muchos canteranos que no habían hablado con el club y ni siquiera tenían contrato. Nos pusimos manos a la obra para solucionar esto. Hay que entender que Osasuna paga cantidades simbólicas a sus canteranos porque para nosotros lo importante es el proyecto deportivo. En el caso de Jesús, fue una negociación complicada en la que Luis Virto se involucró muchísimo. Había en ese momento una oferta económica normal del Athletic para un niño de esa edad que entraba dentro de la lógica. La familia en todo momento se portó de manera espectacular y se dio cuenta de la importancia del proyecto deportivo. A partir de aquí se firmó una cláusula de 450.000 euros, pero primando el proyecto deportivo. Si el jugador hubiese jugado diez partidos en Segunda B, hubiese tenido una cláusula de 600.000 euros, veinte partidos, 1.000.000 millón de euros y treinta partidos, que hubiera sido lo normal porque lo íbamos a promocionar hubiera tenido una cláusula de 2.000.000 millones de euros. Si hubiera debutado con el primer equipo en Primera, la cláusula hubiera sido de 4.000.000 millones de euros y si hubiera jugador diez partidos, de 8.000.000 millones de euros. En Segunda División, sería de 3.000.000 millones de euros si hubiera debutado y 6.000.000 millones de euros si hubiera jugado diez partidos. Al final es muy difícil luchar contra esto, cualquiera de nosotros posiblemente hubiera tomado la misma decisión que la familia. Queremos recalcar que nos encanta relacionarnos, pero pedimos respeto, cordialidad y que entiendan nuestra decisión».

Written by Osasuna 1920

El Athletic responde a Osasuna

Vujadinovic ficha por el Lech Poznan de la liga polaca