in

Historias de Osasuna en la nieve

Historias de Osasuna en la nieve

La nieve y Osasuna comparten algunas aventuras que han formado parte de la historia del club rojillo. Desde partidos con una fina capa blanca en Pamplona hasta aplazamientos tras una dura mañana de trabajo quitando nieve en El Sadar.

En la memoria más reciente, los aplazamientos de hace dos temporadas. El primero, en el partido contra el Zaragoza que debía disputarse en El Sadar en febrero de 2015. Los jardineros Juan Carlos Sanz y José María Martínez trabajaron duramente para que el partido se pudiera jugar, pero el tiempo no dio tregua y el partido tuvo que ser suspendido. Con cierta sorna, Popovic, entrenador del Zaragoza, realizó unas manifestaciones que no sentaron nada bien en el club rojillo: «Yo creo que se ha hecho muy poco para que se juegue este partido. Lo veo así. Ahora está suspendido y hay que esperar otra ocasión. Desde mi punto de vista se podría haber hecho más». Y así le respondió Juan Carlos Sanz tras una mañana de perros trabajando bajo la nieve: «Nosotros hemos puesto a todo el equipo de mantenimiento y jardinería del club: once personas; si hubiera venido él a echarnos una mano se lo habríamos agradecido».

Unas semanas más tarde, Osasuna visitaría al Alavés en Mendizorroza, en un partido que tuvo que volver a ser suspendido por la nieve. Los cientos de aficionados desplazados hasta Vitoria tuvieron que regresar a Pamplona en un claro fallo de previsión de La Liga. Todavía hoy, dos años después, muchos piensan que esos dos partidos cortaron la buena racha navideña de Osasuna, que a partir del mes de febrero sufrió mucho para mantener la categoría y no se salvó hasta el último minuto de Sabadell.

Volviendo la vista atrás todavía más, todavía se recuerda aquel Osasuna-Zaragoza de la temporada 1982-83, con el césped de El Sadar nevado. Ganaron los maños por 1-2, pero no siempre se pudo jugar. En los años 80, hasta tres partidos tuvieron que ser suspendidos por la nieve: contra el Murcia en 1980; el Atlético de Madrid en 1985; y contra el Valladolid en 1987, con una capa de hasta 23 centímetros sobre el césped.

 

Written by Osasuna 1920

El ex rojillo Jorge Gómez formará parte del SuperDraft de la MLS

La baja de Iván Márquez abre la puerta a David García