in

Osasuna Promesas podría viajar a Andalucía y no poder fichar a jugadores mayores de 23 años en la próxima temporada

La Primera RFEF podría sufrir varios cambios en la temporada 24/25

Osasuna Promesas podría viajar a Andalucía y no poder fichar a jugadores mayores de 23 años en la próxima temporada
Fuente: CA Osasuna

Sobrepasado el ecuador de la tercera temporada de Primera RFEF, los equipos se preparan para una recta final de campeonato de infarto, ya que parece que todo estará igualado hasta el final. No solo los equipos se preparan para los acontecimientos futuros, sino que también lo hacen los diferentes directivos que toman las decisiones y velan por el buen desarrollo de la competición.

Primera RFEF es una competición que no lleva ni un lustro echando a rodar y está continuamente sometida a cambios tanto deportivos como económicos. Hasta ahora, la categoría de bronce del fútbol español se ha dividido siempre en dos grupos que se distribuían, según el número de equipos y su situación geográfica, en norte/sur o este/oeste. De esta manera, Osasuna Promesas podía enfrentarse con los equipos de Madrid hacia arriba o con los equipos desde Cantabria hasta Murcia dividiendo el mapa con una línea diagonal.

No obstante, parece que la manera en la que se distribuyen los dos grupos podría cambiar. 

Los posibles cambios

Joan Soteras, vicepresidente de la Real Federación Española de Fútbol, ha concedido una entrevista, en su tierra natal, al medio “Radio Sabadell”En ella, Joan ha dado algunas pistas de lo que va a ser la Primera RFEF de la temporada 24/25 y según ha comentado pueden haber cambios en aspectos económicos, televisivos, en cuanto a los filiales y sobre la distribución de grupos.

En cuanto a la capacidad de los estadios ha admitido que “no se pueden exigir estadios de 5000 espectadores, cuando hay filiales jugando en sus instalaciones deportivas y que no llegan ni a 1000 espectadores de capacidad”. Asimismo, cree que el césped natural está bien, pero no se puede admitir el jugar en un patatal. “Hay que dar la oportunidad a que se juegue en césped artificial, eso sí, homologado por UEFA”, comentaba el vicepresidente. Osasuna Promesas, con el nuevo estadio en construcción en Tajonar, podría soportar una capacidad de más de 4000 espectadores.

Respecto a la polémica sobre los filiales ha sido contundente: “No se debería admitir que los filiales pudieran firmar a jugadores con más de 23 años. Un filial luchando por subir o salvarse, firma a jugadores de 26, 27… y es un agravio comparativo. Debemos revisar este tema”, aseguraba. Este cambio afectaría en cierta medida al cuadro de Santi Castillejo, aunque ninguno de los que llegaron en verano superaban los 23 años.

Lo que más está dando que hablar es la posible nueva distribución de los grupos con la que Osasuna Promesas podría jugar contra algún equipo andaluz. Y es que, según ha comentado, Joan Soteras, se estaría barajando establecer los grupos de Primera RFEF mediante un sorteo. Los equipos se distribuirían en 4 bombos de la siguiente manera: ascendidos, descendidos, filiales y el resto. De esta manera, las opciones de que los equipos del norte se enfrenten a los del sur pasan de 0 a ser muy probable. Sin embargo, supondría un gasto económico para los equipos enorme para una categoría que no tiene todavía un músculo económico como para permitírselo

Joan habló también sobre el tema económico: “Ya llevamos un control económico, pero el año que viene será más serio al igual que La Liga, controlando el límite de lo que se puede y no gastar. Se limitará la posibilidad de fichar de los clubes”.  Para terminar, repasó cómo se están retransmitiendo los partidos de la categoría sobre lo que no ha dado muchos mensajes esperanzadores para mejorar: “No estamos satisfechos con los derechos de TV. La oferta de este año ha sido de 5 millones € y hasta los 9 que se reparten los pone la RFEF. Los dos años anteriores, las empresas propietarias de derechos no pagaron. Se han hecho muchos intentos por mejorar, pero dan lo que dan.

Written by Daniel Arangay

Adama Boiro desata la ilusión en Lezama

El exrojillo Iván Barbero recupera la sonrisa