in

Manu Herrera, segundo entrenador

Manu Herrera, segundo entrenador

Una de las cosas que más nos llamaron la atención en el partido frente al Sevilla Atlético fue la gran implicación del guardameta suplente Manu Herrera. El madrileño, que no lleva ni un mes en Osasuna, no paró de dar indicaciones y ayudar a sus compañeros durante todo el choque. El veterano futbolista, sentado en primera línea, se levantó de su sitio en varias ocasiones para corregir posiciones y ayudar al equipo. 36 años y la ilusión intacta.

«Estoy muy contento de estar en Osasuna, un club con mucha solera, mucho nombre, mucha historia y con una afición espectacular. Tengo una ilusión bárbara por estar aquí»

Written by Osasuna 1920

David Rodríguez quiere ser histórico en Osasuna

El árbitro dejó constancia del lanzamiento de objetos en El Sadar