in

Vasiljevic, sobre los cánticos: «Es duro, pocas veces he vivido esto»

Vasiljevic, sobre los cánticos: "Es duro, pocas veces he vivido esto"
Vasiljevic, en el Osasuna-Sevilla

El entrenador de Osasuna, Petar Vasiljevic, habló este lunes tras el empate contra el Eibar.

Resumen. «En el segundo tiempo el Eibar fue superior y llegó fácil. Buscamos el descanso para equilibrar el medio del campo, donde nos crearon muchos problemas. En el segundo tiempo, a base de empuje y con la gente, hemos intentado ir a por el partido, hemos tenido ocasiones, pero la victoria se nos resiste… Se han juntado muchas emociones porque el entrenador tiene que tomar decisiones que cree que son mejor para el equipo. Y el equipo ha mejorado con los cambios. Al final tuvimos dos o tres ocasiones para llevarnos los tres puntos, pero no ha podido ser».

Cambio de actitud. «Sobre todo, lo que dije… En el primer tiempo no supimos hacer una buena lectura del centro del campo. Ellos nos ganaba en segundas jugadas y en la elaboración. Nos faltó valentía e ir a por el rival. Esa es la explicación. Vimos que nos dominaban y que llegábamos tarde a las segundas jugadas. Esa es mi lectura del primer tiempo. Y en el segundo, hemos hablado en el descanso, hemos corregido estas distancias en el centro del campo y el equipo ha ido a mejor».

Tristeza por los cánticos. «Soy humano… Oyes esto y es duro… Pero tengo que tomar decisiones que creo que son mejores para el equipo y puede que los aficionados no leyeran el cambio que quisimos hacer para meter más velocidad por banda y consistencia arriba. Ahí se ha empezado a equilibrar el partido. Pero es duro… Sí. Pocas veces he vivido esto. En el pasado pude vivir que los rivales te piten, pero en tu campo… No hay que darle muchas vueltas».

Actitud del equipo. «Queríamos liberarnos de este miedo y salir de esta situación. Estamos en un sitio que no es ni arriba ni abajo. Queríamos liberarnos y jugar. El equipo ha competido bien, ha sacado orgullo y se ha volcado con la gente. Hemos tenido ocasiones claras en el segundo tiempo y la pena es que se nos resiste esta victoria en casa que para nosotros son las que tienen que contar. Un empate suma poco».

La fe en el equipo. «El aficionado viene y percibe impulsos, cosas humanas. Ellos quieren, como nosotros, que el equipo gane y sume por fin estos tres puntos. Evidentemente, el peor camino queda por pasar. La salvación está cada vez más arriba y la brecha se está abriendo. Hay que mantener la intensidad y que la cabeza no se bloquee».

Una victoria que no llega. «Al final, son resultados. Eso te lleva de un lado para otro. Si el equipo suma, es una inyección de moral cada semana. Al final, es complicado mentenerte si sumas 4 o 5 puntos desde octubre. El equipo está cerca de ganar partidos y pierdes en los últimos minutos con una goleada… Todo eso influye. El jugador se alimenta de victorias, es lo que te da para seguir el día a día y semana a semana. Queremos respaldarlo porque nos hace falta una victoria como el comer, como profesionales y como futbolistas».

Una vuelta sin ganar. «Estamos intentando corregir cosas semanalmente. El equipo crea ocasiones y cuando llegué el equipo no tenía fe de marcar goles y se lo hemos demostrado. Hay que trabajar en la cabeza de los futbolistas y liberarnos. En momentos puntuales, se nos ha complicado por la dinámica que llevaba el equipo todo el año».

Cambios en el once. «Hoy hemos empezado con Sergio León en banda porque buscábamos tener algo más de velocidad. Con la baja de Álex Berenguer, buscábamos hacerles daño en ambos bandas con Sergio y Jaime. Pero hemos cambiado porque nos hacía falta algo más y por eso hemos rotado a los tres de arriba. ¿Rotaciones? Hemos tenido tres partidos en una semana y se han hecho rotaciones. Poco a poco, el equipo se está haciendo. A veces son rotaciones obligatorias y otras tácticas».

Written by Osasuna 1920

Jaime Romero entra en la historia negra de la Liga

La peor entrada de la temporada