in

¿Qué es Osasuna?

¿Qué es Osasuna?
Javi Robles Cero a la Izquierda

Osasuna es ese hijo adolescente que no para de cagarla pero al que siempre acabas perdonando. Es ese colega de tu cuadrilla que a veces es capaz de despertar tus más bajos instintos de desesperación y violencia pero que, a fin de cuentas, se hace querer. Osasuna – salud, fuerza, vigor- es el oxímoron navarro por excelencia pero, oxímoron y todo, es nuestro. Y nosotros somos de los nuestros.

Osasuna es una cuestión de orgullo. Es parte del ADN de muchos de los que poblamos este norteño reducto que desafía al fútbol moderno. Aquí no eres del Madrid ni del Barcelona. Tampoco del Valencia –ahora mismo ni en la ciudad del Turia saben de qué equipo son-, ni del Sevilla –por mucho que los pupilos del híbrido entre Agassi y Paquirrín estén haciendo un temporadón-. Aquí somos de los nuestros. Y sí, ponemos cara de haber recibido una multa. Y sí, comentamos que no damos dos pases seguidos. Y sí, también comentamos que cinco defensas para recibir tres goles por partido es otro bonito oxímoron de esos que tanto nos gustan. Todo esto lo decimos y nos cabreamos. Con la boca pequeña y con la boca grande pero, en cuanto alguien de otra ciudad te pregunta por tu equipo, respiras hondo, levantas la mirada y, con mucha seriedad, le dices: “¿Yo? Yo soy de OSASUNA”. Y te sientes como William Wallace a lomos de un pottoka guiando Escocia a la libertad.

Osasuna es mucho más que ir último en la clasificación. Mucho más que tener una directiva que en labores de comunicación y dirección es todo menos directiva. Y mucho más que peregrinar al Sadar como el gladiador que sale al circo romano sabiendo que, muy probablemente, el resultado será el de siempre.

Osasuna es cerrar filas cual testudo romana ante unos estamentos que han intentado hacer de la desvergüenza personal un castigo a la identidad. Demostrar que, aunque sea algo simbólico, aquí no son bienvenidos ni los que saquearon nuestro escudo ni el presidente de una competición que está más preocupado en la cola del ratón que en la cabeza del león. Y esto, una vez más, es gracias a la gente.

Osasuna es cabreo el domingo, desesperación el lunes, aceptación el martes, indiferencia el miércoles, “este domingo sí que sí” el jueves, “yo sí creo” el viernes y optimismo indestructible el sábado. Es algo que supera la división en la que estemos, el fútbol que juguemos o lo malos que seamos. Pasarán jugadores y fichajes de medio pelo. Se irán entradores y vendrán nuevos directivos –que quizá dirijan o quizá no-. Jugaremos contra el Madrid o contra el UCAM Murcia y podremos ganar –a veces- y perder –muchas más-. Lo que nunca va pasar es el osasunismo. La gente que hace de red en la caída libre, de pedales cuando llega el puerto, de altavoz cuando el equipo está mudo y de ambulancia cuando hay que llevarlo a Urgencias.

Osasuna es algo grande y, aunque no sumáramos ni un punto de aquí al final de la Liga, hay que levantar la cabeza, quitarse el polvo, jurar por dentro y por fuera, agarrarse los machos y volver a decir esa frase tan nuestra: “Aquí no se rinde ni Dios”. Porque mientras hay Liga hay esperanza.


*Javi Robles es vocalista del grupo navarro ‘Cero a la Izquierda’

Así suena ‘Cero a la Izquierda’

 

 

Written by Osasuna 1920

One Comment

Leave a Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El camión de Pandiani cambia de dueño en una subasta

El camión de Pandiani cambia de dueño en una subasta

El divertido 'marcaje al hombre' del traductor de Javi Gracia en el Rubin Kazan

El divertido ‘marcaje al hombre’ del traductor de Javi Gracia en el Rubin Kazan